lunes, 23 de febrero de 2015

The Providence of Fire de Brian Staveley

The Providence of Fire es el segundo libro (y segunda novela) del autor Brian Staveley, que se enmarca dentro de la trilogía Chronicle of the Unhewn Throne. El primer libro de la serie, The Emperor´s Blade, fue considerado uno de los mejores debuts del año pasado dentro de la Fantasia Épica y  este segundo libro, consigue mantener el nivel mostrado en el anterior. En esta continuación, por suerte, no es solo una mera transición entre el primer y tercer libro, como suele pasar en algunas trilogías, sino que los acontecimientos siguen desarrollándose muy deprisa y nos encontramos con un libro con más intrigas, traiciones, grandes batallas y por supuesto con más preguntas por resolver en el último libro.

Primero de todo avisar que si vais a leer el libro evitéis totalmente leer la sinopsis del libro, ya que ésta estropea la mitad del libro completamente y hace que la lectura se resienta bastante al saber de antemano dónde y cómo van acabar los personajes quitando toda la tensión de sus aventuras hasta ese punto. También decir que esta reseña contiene algún spoiler del final del primer libro.

The Providence of Fire arranca justo en el punto donde nos dejó el anterior, con los hermanos Vaelyn y Kaeden junto al resto de sus compañeros, escondidos en las montañas tras la destrucción del templo de los monjes Shin, adoradores del dios Blank God, y tras evitar el intento de asesinato sobre Vaelyn, decidiendo cuál será su próximo movimiento. De esta manera Kaeden, junto a su maestro Tan, decide ir en busca de la secta Ishien, grupo poco conocido dedicado totalmente a la búsqueda y exterminio de los Csestriim, raza inmortal y carentes de emoción supuestamente extinguida miles de años atrás tras una guerra contra los humanos, pero que se rebelan como los posibles autores de la traición al Emperador. Mientras Vaelyn junto a su Wing, grupo de combate del ejército de élite del imperio, los Kettral, y Pyrre, asesina y seguidora de la Diosa de la Muerte, Ananshael, intentarán volver hacia la capital del imperio para intentar allanar el camino para el coronamiento de Kaeden, el legítimo sucesor al trono.

                                                                    Por otra parte, Adare, hermana mayor de Kaeden y Vaelyn, intentará escapar de la capital al descubrir que su amante, y actual regente del imperio, es el verdadero asesino de su padre. Su idea es conseguir la ayuda de la Iglesia de Intarra, la Diosa del Fuego, que tras ser humillada y desposeída de todo privilegio por la misma Adare, ahora se presentan como su única alternativa para recuperar el trono.                                                                                                                                                                       A parte del punto de vista de estos tres personajes se añade un cuarto, otra mujer, pero que no diremos el nombre para no estropear la sorpresa. De esta manera, no solo tendremos más capítulos de Adare respecto al primer libro si no que también se añade este personaje, equilibrando el peso de la historia entre personajes masculinos y femeninos.

Como decía al principio este libro es un paso adelante profundizando más en el transfondo de la historia, con nuevos personajes con pasados totalmente inesperados y con motivaciones no del todo claras con lo que siempre es difícil reconocer en cada bando puede estar cada uno. A esto se une la distancia que separa a los hermanos y la información parcial de los hechos que cada uno conoce haciéndoles actuar de una manera o de otra y cayendo en distintas facciones a consecuencia de esto. Con estos factores las intrigas y traiciones están aseguradas, sin olvidarnos de muchas más dosis de acción y batallas más grandes que nos harán sufrir por el destino de cada uno de los personajes.

De esta manera Brian Staveley reafirma su buen hacer con esta novela, que a pesar de no descubrir nada nuevo dentro de la Fantasía consigue proporcionar una buena aventura, bien escrita, un world-building cada vez más interesante, buenos personajes principales pero sobretodo secundarios y que a cada libro las dimensiones de los sucesos son a una escala mayor implicando más razas y dioses. Con todo esto, The Providence of Fire es una apuesta segura que no defraudará a todos aquellos que disfrutaron o disfruten de la primera parte.

3 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Hola Eneko! Pues por ahora no están ni tampoco hay noticia que se vayan a traducir. Pero al ser una trilogía con bastante nombre no la descartaría del todo. A ver si con suerte nos llevamos una grata sorpresa un día de estos.

      Gracias por pasarte por el blog y comentar :)
      Saludos!

      Eliminar